COMUNICADO SOBRE O PECHE DA PLATAFORMA DE LEXNET ABOGACÍA

Tras facer unha consulta aos nosos agrupados, dende Avogados Novos queremos facer as seguintes consideracións sobre o peche da plataforma Lexnet Abogacía acordado no pleno do CGAE celebrado o pasado 21 de outubro de 2016:

1º) En primeiro lugar, queremos sinalar a falta de información xeral sobre esta cuestión ata o punto de que había compañeiros que descoñecían esta decisión do CGAE, o que fixo que, na súa sorpresa, plantexaran múltiples cuestións que recollemos así mesmo neste comunicado e que trasladaremos tanto ao noso Colexio como ao CGAE.

2º) O descoñecemento e a falta de información, de feito, foi a tónica xeral neste proceso que algúns calificaron incluso de “kafkiano” e que se remonta ata a decisión primeira de crear unha plataforma propia para a avogacía sen ter en conta os custes que a creación da mesma e o seu mantemento suporía para toda a nosa comunidade profesional.

Á vista da situación actual e dos motivos alegados polo CGAE para pechar Lexnet Abogacía, estimamos necesario depurar responsabilidades.

Neste senso, preguntaremos ao noso Colexio e ao CGAE:

  1. ¿Canto custou a creación de Lexnet Abogacía?
  2. ¿Qué presuposto se fixo para o seu mantemento?
  3. ¿Non se tivo en conta entón a tardanza na homologación polo Ministerio de Xustiza das novas funcionalidades de Lexnet Abogacía? ¿Foi obxecto de negociación este punto no seu momento?
  4. ¿A quén se lle encargou a realización dos traballos precisos para por en marcha a plataforma? ¿Cal foi o protocolo a seguir para esta designación?
  5. ¿Vanse depurar responsabilidades?

Así mesmo, seguindo a proposta dun compañeiro, solicítase a creación dunha Comisión de investigación independente para determinar as responsabilidades oportunas.

 

3º) No que respecta ao proceso mesmo para a toma dunha decisión tan relevante para a avogacía, dada a inversión realizada tanto no plano económico como de tempo e esforzo, cabe apuntar que o mesmo foi absolutamente irregular, pois esta cuestión non estaba prevista na orde do día do pleno do CGAE no que se adoptou o acordo referido. De feito, no pleno CGAE que se vai celebrar este xoves 24 de novembro vai incluída unha nova votación na orde do día sobre este mesmo asunto. Pero ademais das irregularidades referidas, hai que engadir que a decisión se xustifica nun informe de IBM, o cal non foi facilitado -nin previa ni simultaneamente- aos membros do CGAE que ían participar na votación (sen sabelo eles, xa que non foi anunciada así na orde do día).

Segundo o exposto neste apartado, polo tanto, preguntaremos ao noso Colexio o seguinte:

  1. ¿Cal foi a postura da nosa Decana no pleno celebrado o pasado venres 21 de outubro de 2016?
  2. ¿Cal vai ser a postura no próximo pleno que se vai celebrar o xoves 24 de novembro de 2016?

 

4º) Dito o anterior, non obstante, para o caso de que se “renove” esta decisión no pleno do próximo xoves 24 de novembro, cabe plantexarse as seguintes preguntas:

  1. ¿Como e cando se van facer as negociacións para facer o “traspaso” da plataforma Lexnet Abogacía a plataforma Lexnet Xustiza?
  2. ¿Canto vai durar o proceso?
  3. ¿Vanse manter as prestacións de Lexnet Abogacía?
  4. ¿Pódese utilizar Lexnet Xusticia con Linux o Mac?
  5. ¿Que vai pasar coas notificacións recibidas e almacenadas polos usuarios en Lexnet Abogacía?
  6. ¿Como se vai solucionar o sistema de firma que Lexnet Abogacía tiña incorporado con Lexnet Xustiza?
  7. ¿Qué vai pasar coas outras funcionalidades da plataforma tecnológica do CGAE?

Todas estas cuestións trasladaranse así mesmo á nosa Decana para que as plantexe no Pleno do CGAE do xoves 24 de novembro de 2016, ou, no seu caso, para que as responda coa información da que dispoña.

Esperamos que as noticias que teñamos a partir de agora sobre esta cuestión sexan mais esclarecedoras do que foron ata o momento actual.

APROXIMACIÓN PRÁCTICA AL NUEVO BAREMO DE TRÁFICO: INDEMNIZACIÓN POR LESIONES TEMPORALES

SUMARIO: 1.- Introducción; 2.- Principios rectores; 3.- Lesiones Temporales. Traumatismos menores en columna vertebral; 4.- Perjuicio Personal Básico; 5.- Perjuicio Personal Particular; 6.- Perjuicio Patrimonial: 6.1.- Daño emergente. Asistencia sanitaria & Gastos diversos resarcibles; 6.2.- Lucro Cesante; 7.- Ejemplo Nº 1.; 8.- Ejemplo Nº 2.

 

1.- INTRODUCCIÓN.

En el presente comentario práctico, se abordará la nueva valoración para lesiones temporales que introduce la novedosa Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

En un posterior comentario, haré un estudio – dirigido a juristas y profesionales- donde profundizaré sobre los aspectos procesales, la preceptiva reclamación extrajudicial, y la eventual problemática a la hora de tramitar un siniestro de tráfico, a partir de la reforma de esta Ley y del vigente Código Penal.

La indemnización por lesiones temporales es compatible con la de lesiones permanentes. Asimismo, una de las novedades que se introduce es que se prevé que también sean compatibles con el supuesto de fallecimiento del perjudicado – sin que sea una condición sine qua non que la muerte se derive o tenga su causa de las lesiones temporales en el siniestro-.

Así pues, el art.44 otorga a los herederos del lesionado el derecho de percibir la indemnización por lesiones temporales –incapacidad temporal-[1].

Mediante esta nueva ley, se pretende dar respuesta a la disparidad en las cuantías indemnizatorias, comparadas con otros países de la UE. Busca un justo resarcimiento de los perjuicios sufridos por las víctimas y sus familiares – y allegados- como consecuencia de un siniestro de tráfico. [2]

Otro aspecto de esta ley que llama rápidamente la atención, es que se prioriza la indemnización de víctimas y perjudicados con base en fallecimiento y lesiones graves – v.g. secuelas- frente a lesiones temporales, las cuales se reducen.

Por último, esta novedosa reforma, se aplica a accidentes circulación que se produzcan tras su entrada en vigor, esto es, 01/ENE/2016. Es decir, para determinar las circunstancias del siniestro y los conceptos perjudiciales indemnizables, se tiene en cuenta la fecha del siniestro.

 

2.- PRINCIPIOS.

Esta ley, se basa en tres pilares o principios fundamentales; a saber:

Reparación íntegra del daño: se indemnizan todos los daños y perjuicios.

Reparación vertebrada: Se valoran de manera separada los daños patrimoniales y los no patrimoniales.

Perjuicios excepcionales: también se indemnizan los perjuicios relevantes, provocados por circunstancias singulares, no contemplados por la ley[3].

Dada la complejidad de este nuevo baremo a la hora de fijar y calcular las partidas indemnizatorias, en este breve comentario, analizaré las lesiones temporales – incapacidad temporal-, aportando un punto de vista práctico y crítico de esta novedosa ley.

 

3.- LESIONES TEMPORALES

Las lesiones temporales, o incapacidad temporal, son las que sufre el lesionado desde el momento del accidente hasta el final de su proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión en secuela. Algo que ya suena evidente pero que la ley recalca, es el hecho de que son compatibles con secuelas – incapacidad permanente- y con el fallecimiento.

Este novedoso sistema indemnizatorio, divide las lesiones temporales en tres tablas. A saber:

Perjuicio Personal básico. Art 136. Tabla 3A

Perjuicio personal particular. Art 137. Tabla 3B

Perjuicio patrimonial, que se subdivide a su vez en daño emergente y lucro cesante. Arts. 141 – 143. Tabla 3C

Antes de entrar a comentar cada tabla, me parece muy importante examinar el art. 135, donde se incardinan los traumatismos menores en columna vertebral[4].

Se define al Latigazo Cervical como los traumatismos cervicales menores que se diagnostican con base en la manifestación del lesionado sobre la existencia de dolor, y que no son susceptibles de verificación mediante pruebas médicas complementarias. Se indemnizan siempre que la naturaleza del hecho lesivo pueda producir el menoscabo físico de acuerdo con los siguientes criterios de causalidad genérica:

A.- De exclusión, que consiste en que no medie otra causa que justifique totalmente la patología.

B.- Cronológico, que consiste en que la sintomatología aparezca en tiempo médicamente explicable. En particular, tiene especial relevancia a afectos de este criterio que se hayan manifestado los síntomas dentro de las 72 horas posteriores al siniestro o que el lesionado haya sido objeto de atención médica en este plazo.

C.- Topográfico, esto es, que haya una relación entre la zona corporal afectada por el accidente y la lesión sufrida, salvo que una explicación patogénica justifique lo contrario[5].

D.- De intensidad, es decir, en la adecuación entre la lesión sufrida y el mecanismo de su producción, teniendo en cuenta la intensidad del accidente y las demás variables o parámetros que podrían afectar a su existencia.

Como ya adelanto, la incapacidad temporal puede finalizar con completa curación o con la estabilización de la lesión. En este último caso, la secuela que eventualmente se derive de este traumatismo cervical, solamente se indemnizará si un informe médico concluyente acredita su existencia tras el período de incapacidad o lesión temporal.

 

4.- PERJUICIO PERSONAL BÁSICO.

El art. 136 lo define como el perjuicio común por lesión que se padece desde la fecha del accidente hasta el final del proceso curativo o hasta el momento de estabilidad lesional – y posterior conversión en lesión permanente-.

Para valorarlo económicamente, debemos acudir a la tabla 3.A, la cual determina 30 € por día[6].

 

5.- PERJUICIO PERSONAL PARTICULAR.

Este perjuicio se corresponde a la indemnización por pérdida temporal de calidad de vida. Compensa el perjuicio moral particular que sufre la víctima por el impedimento o la limitación que las lesiones sufridas o su tratamiento producen en su autonomía o desarrollo personal.

MUY GRAVE: es aquel en el que el lesionado pierde temporalmente su autonomía personal para realizar la casi totalidad de actividades esenciales de la vida ordinaria. Se correspondería con el ingreso en le UCI. Se valora en 100 € diarios.

GRAVE: el lesionado pierde temporalmente su autonomía personal para realizar una parte relevante de las actividades esenciales de la vida ordinaria o la mayor parte de sus actividades esenciales de desarrollo personal. Se correspondería con los días de estancia hospitalaria. Se valora en 75 € diarios[7].

MODERADO[8]: el lesionado pierde temporalmente la posibilidad de llevar a cabo una parte relevante de sus actividades específicas de desarrollo personal. Se corresponde con el antiguo día impeditivo. Se valora en 52 € diarios[9].

INTERVENCIONES QUIRÚRJICAS: para poder valorar la cuantía indemnizatoria derivada de una operación, tenemos que atender a las características propias de la operación, la complejidad de la técnica quirúrgica y el tipo de anestesia[10]. Se mueve en una horquilla de entre 400 € y 500 €.

 

6.- PERJUICIO PATRIMONIAL.

Se divide en daño emergente – el cual se subdivide en asistencia sanitaria y gastos diversos resarcibles- y lucro cesante.

6.1.- ASISTENCIA SANITARIA.

Dentro del daño emergente, el art. 55 nos indica lo que se entiende por asistencia sanitaria: prestación de servicios médicos, hospitalarios, farmacéuticos, así como prestaciones complementarias que se requieran para el diagnóstico o tratamiento de las lesiones y el transporte necesario para prestar la asistencia. Dentro de esta partida indemnizatoria también se incluye el importe del tratamiento rehabilitador[11], el desplazamiento[12] y en su caso, el incremento de costes de movilidad.

Llegados a este punto, me parece de vital importancia hacer mención a las nuevas pólizas con cláusulas oscuras, limitativas o “trampa”, donde sólo quedan cubiertos los gastos de asistencia sanitaria, en Centros Hospitalarios que tengan convenio con la entidad aseguradora encargada de cubrir los eventuales riesgos en la conducción de vehículos.

Una novedad que introduce esta nueva ley, es la posibilidad de reclamar los desplazamientos de familiares de la víctima del siniestro. Concretamente, se resarcen incrementos de costes de movilidad del lesionado, desplazamientos de familiares para atenderle, y en general, los necesarios para que queden atendidos él o los familiares menores o vulnerables de los q se ocupaba[13].

La resarcibilidad de estos gastos se vincula en atención a las circunstancias personales y familiares del lesionado -no a ninguna situación específica de perjuicio personal-.

6.2.- GASTOS DIVERSOS RESARCIBLES.

Por otra parte, dentro de esta tabla, nos encontramos con el concepto de “gastos diversos resarcibles”, que no son otra cosa que los gastos de prótesis –productos sanitarios implantables-, órtesis – no implantables e.g. férulas- y demás ayudas para la autonomía personal[14]. Se deben justificar mediante prescripción facultativa hasta el final del proceso curativo o estabilización de la lesión y posterior conversión en secuela. Asimismo, deben ser médicamente razonables en atención a la lesión sufrida y a sus circunstancias concretas.

Llegados a este punto, cumple poner de manifiesto que mediante el art. 143, se modifica el antiguo factor corrector – objeto de abundante estudio jurisprudencial- y se introduce la figura del Lucro Cesante. Consiste en pérdida o disminución temporal de ingresos netos provenientes del trabajo personal del lesionado o, en caso de su dedicación exclusiva a las tareas del hogar, en una estimación del valor de dicha dedicación cuando no pueda desempeñarlas. La indemnización por pérdida o disminución de dedicación a las tareas del hogar es incompatible con el resarcimiento de los gastos generados por la sustitución de tales tareas que pudieran indemnizarse  en concepto de “gastos diversos resarcibles”.

En cuanto a la prueba, podemos optar por acreditarlo mediante la referencia a los percibidos en períodos análogos del año anterior al accidente o a la media de los obtenidos en los 3 años inmediatamente anteriores al mismo, si ésta fuera superior.

Sin embargo, el texto dispone que se deducen las prestaciones de carácter público que perciba el lesionado por el mismo contexto. Como Abogado, critico profundamente esta disposición legal, toda vez que el derecho del perjudicado a ser indemnizado por causa de un siniestro en el que no ha sido culpable, nace y tiene su origen en una responsabilidad civil extracontractual -ejercitable mediante acción directa frente a la aseguradora que cubre el riesgo del vehículo culpable-.  Por otra parte, su legítimo derecho a percibir una prestación de carácter público, tiene una naturaleza contractual – e.g. prestación por IT de un lesionado que sufre un siniestro in itinere-.

Este nuevo texto, hace especial mención a personas que se dedican a las tareas del hogar. Dispone que la eventual indemnización se valorará en la cantidad diaria de un SMI anual hasta el importe máximo total correspondiente a una mensualidad en los supuestos de curación sin secuelas o con secuelas iguales o inferiores a tres puntos[15]. En los demás casos, procederemos a aplicar los criterios previstos en el art. 131 relativos al multiplicando aplicable.

A los sólos efectos de una mejor comprensión de los ejemplos prácticos que a continuación voy a exponer, haré una breve introducción a la parte de la ley dedicada a las Incapacidades Permanentes – secuelas-.

Se definen a las secuelas como las deficiencias físicas, intelectuales, orgánicas y sensoriales y los perjuicios estéticos que derivan de una lesión y permanecen una vez finalizado el proceso curativo.

Así pues, la lesión derivada de un siniestro de tráfico puede finalizar con el alta por curación o por alta por estabilidad lesional – y su posterior conversión en secuela-.

Dentro de las secuelas, nos encontramos en primer lugar con el Perjuicio Personal Básico – recogido en la tabla 2.A-.

2.A.1.- TABLA MÉDICA: Baremo que recoge y determina las secuelas y su gravedad e intensidad.

2.A.2.- TABLA ECONÓMICA: Se tiene en cuenta la edad del perjudicado y los puntos de secuela para determinar la eventual indemnización.

Sin perjuicio de un futuro comentario sobre la incapacidad permanente, se adelanta que existen varios tipos de secuelas:

TEMPORALES.- tendentes a curarse a corto plazo.

INTERAGRAVATORIAS.- Son secuelas concurrentes, que derivadas del mismo accidente y afectando a funciones comunes, producen por su recíproca influencia una agravación significativa de cada una de ellas.

INTERAGRAVATORIA DE ESTADO PREVIO.- Es una secuela que agrava un estado previo y se mide con una puntuación específicamente asignada en el baremo. Si no, se usa una fórmula, utilizando la secuela actual y la secuela preexistente.

PERJUICIO ESTÉTICO: Cualquier modificación que empeora la imagen de la persona a la finalización del proceso curativo.

VALORACIÓN POR ANALOGÍA: El baremo pretende elaborar un listado que incluya todas las posibles secuelas existentes, pero es imposible. El perito puede justificar la inclusión de una secuela en la tabla médica por analogía.

 

Ejemplos prácticos de cálculo de indemnización con lesiones temporales y permanentes desde el punto de vista de un abogado:

7.- EJEMPLO Nº 1.

Hombre.  27 años. Dedicación a tareas del hogar. Accidente de moto (no culpable, colisión frontal contra vehículo circulando con prioridad de paso. Vehículo se salta señal de ceda el paso[16]). Póliza contratada a terceros. Cobertura de defensa jurídica con límite de 1500 € y gastos de asistencia sanitaria cubiertos (v.g. Reale).

Después de que la compañía aseguradora se negase a abonar la indemnización correspondiente, y de haber recibido OFERTA MOTIVADA, presentamos ante los Juzgados de Primera Instancia CONCILIACIÓN –que culmina sin avenencia- y posteriormente DEMANDA. Finalmente, obtenemos una sentencia con estimación parcial de 11.000 € sin imposición costas.

 Total período de curación:  180 Días. 10 días en UCI. Operación con anestesia general que duró 7 horas. 20 días más hospitalizado. Estuvo 90 días sin poder dedicarse a sus ocupaciones habituales y otros 60 días más de RHB. Le restó una secuela por algia postraumática en columna vertebral y otra por hombro doloroso o artrosis postraumática.

TOTAL INDEMNIZACIÓN TEMPORAL: 16.904,57 €[17].    DESGLOSE:

A.- Perjuicio personal básico:

60 días de curación (no impeditivos): 60 x 30 = 1800 €.

B.- Perjuicio personal particular:

Muy grave: 10 días: 10 x 100 día= 1000 €.

Grave: 20 días hospital: 20 x 75 = 1500 €.

Moderado (días impeditivos): 90 x 52= 4680 €.

Intervención quirúrgica: grado máximo, 1600 € (anestesia general y duración de 7 horas).

C.- Perjuicio patrimonial:

Daño emergente:

Gastos asistencia sanitaria:

120 sesiones de RHB x 25 €= 3000 €.

Desplazamiento (Nigrán a Vigo, 10 Km ida y vuelta. 10 x 0,22 = 2.2 €/ día). 2,2 € x 120 = 264 €.

Gastos diversos resarcibles:

Casco: 300 €

Cazadora: 400 €

Lucro Cesante:  Art. 143.4. 2 puntos de secuela es igual a una mensualidad de SMI: 655,20 €.

LESIONES PERMANENTES:

Tabla 2.A.1: Algia postraumática en columna vertebral ( Puntuación anatómico funcional de 1 – 5 puntos) y artrosis postraumática en hombro (Puntuación anatómico funcional de 1 – 5 puntos). TOTAL: 2 puntos de secuela.

Tabla 2.A.2: en esta tabla, tenemos en cuenta la edad del lesionado y los puntos de secuela otorgados. Edad 27 años y 2 puntos secuela. 1705,37 €.

Respecto a la cobertura de defensa jurídica, baremamos conciliación sin avenencia y demanda con la cuantía que nos estimaron. Dependiendo del Baremo de Honorarios –orientativo- de cada colegio, también podemos incluir en la minuta las diferentes actuaciones extrajudiciales.

 

8.- EJEMPLO Nº 2.

ABOGADA. 30 años. Sueldo medio de 30.000 € en los últimos 3 años. Otro vehículo (considerado culpable) colisiona por alcance contra su coche. Es atendida en Urgencias. Permaneció 2 meses sin poder trabajar, acudiendo a consultas y a RHB y otro mes trabajando y con RHB. Le restó una secuela por algia postraumática en columna vertebral.

TOTAL INDEMNIZACIÓN: 11.208,32€.

LESIONES TEMPORALES, TABLA 3:

TABLA 3.A.- Perjuicio personal básico:

30 días de curación (no impeditivos): 30 x 30 = 900 €.

TABLA 3.B.- Perjuicio personal particular:

Moderado (días impeditivos): 60 x 52= 3120 €.

TABLA 3.C.- Perjuicio patrimonial:

Daño emergente:

Gastos asistencia sanitaria:

50 sesiones de RHB x 25 €= 1250 €.

Desplazamiento en bus  = 100 €.

Medicamentos = 20 €

Lucro Cesante:  art. 143.2. Sueldo medio de 30.000 € en últimos 3 años. Ha tenido un lucro cesante de 5.000 € por 2 meses de baja laboral. Según la mutualidad de la abogacía, la prestación es de 30 €/día (esta prestación tiene naturaleza contractual y privada, toda vez que los abogados ejercientes por cuenta propia, somos mutualistas)[18].

 

LESIONES PERMANENTES:

PERJUICIO PERSONAL BÁSICO, TABLA 2.A:

Tabla 2.A.1: CÓDIGO 03005. Síndrome cervical asociado (Puntuación anatómico funcional con un arco de 1 – 5 puntos). 1 punto.

Tabla 2.A.2: edad 30 años y 1 punto secuela. 818,32 €.

 

Raúl Novas Fernández

[1] Encontramos su base o justificación jurídica legal en el art. 657 de Código Civil “los derechos a la sucesión de una persona se transmiten desde el momento de s

u muerte” y en el art. 659 CC “la herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona que no se extingan por su muerte”.

[2] El baremo se puede utilizar de forma analógica en el ámbito del Derecho Penal – delitos dolosos-.  Dado que los accidentes la mayor parte de las veces por conductas  imprudentes, en el momento de solicitar la responsabilidad civil derivada de una conducta delictiva – piénsese en lesiones temporales-, se puede utilizar el baremo de tráfico de 2014, que es más benévolo en relación a las incapacidades temporales.

[3] Este principio está contemplado en los artículos 77 y 112. Ello nos deja a los abogados un amplio abanico para incluir eventuales partidas indemnizatorias que no estén específicamente contempladas en esta Ley. Es decir, podría actuar con un cajón de sastre. Sin embargo, a estos artículos, le auguro una amplia discusión jurisprudencial y doctrinal.

[4] Son traumatismos que se producen generalmente en accidentes por alcance.

[5] Piénsese en un accidente por alcance donde el perjudicado se queja de un fuerte dolor en el cuello y en la rodilla como consecuencia de haberse golpeado contra el interior de su coche. Si restase alguna secuela en la rodilla, a buen seguro, sería objeto de discusión en el posterior juicio, y posteriormente en la sentencia, un motivo de una estimación parcial sin costas.

[6] Se corresponde con el día no impeditivo del antiguo baremo, el cual se valoraba en el año 2014 y 2015 en 31,43 €.

[7] El antiguo baremo de 2014 y 2015, valoraba el día de estancia hospitalaria en 71,84 €.

[8] El art. 54 indica que las actividades de desarrollo personal son aquellas actividades, tales como las relativas al disfrute o placer, a la vida de relación, a la actividad sexual, al ocio y práctica de deportes, al desarrollo de una formación y al desempeño de una profesión o trabajo, que tienen por objeto la realización de la persona como individuo y como miembro de la sociedad.

[9] El antiguo baremo, valoraba el día impeditivo en 58,41 €. Así pues, podemos comprobar que tanto las cuantías indemnizatorias del el perjuicio personal básico como el perjuicio personal particular moderado han bajado.

[11] Algo que a un letrado puede sonar evidente, es que el lesionado puede elegir el centro donde llevar a cabo el tratamiento de rehabilitación. No obstante, las compañías suelen poner impedimentos a esta libre elección, toda vez que les sale mucho más económico pagar un módulo fijo – que suele rondar los 750 €- a centros concertados o con convenios. El art. 141 incluye expresamente este concepto, y en su apartado segundo, dispone que “las compañías aseguradoras pueden pagar directamente a centros sanitarios estos gastos mediante firma de convenios”.

[12] Este gasto debe ser objeto de prueba con tickets, billetes, facturas de taxi, etc. Si el transporte se realiza en coche, yo me guío por las tablas de Hacienda – y le subo unos céntimos, aplicando un incremento del IPC-.

[13] Vid. Art. 142.

[14] Vid. Arts 56-58.

[15] La indemnización por pérdida o disminución de dedicación a las tareas del hogar, es incompatible con el resarcimiento de los gastos generados por la sustitución de tales tareas que se indemnicen como “gastos diversos resarcibles”.

[16] Vid. Arts. 3, 17, 56 y 151 del Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación para la aplicación y desarrollo del texto articulado de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo.

[17] En el momento de presentar demanda, ya sea frente al conductor culpable o ejercitando una acción directa contra la compañía que cubre el riesgo, debemos tener muy claro y seguro las partidas indemnizatorias que vamos a incluir, a los efectos de fijar la cuantía. Todo ello, porque en las demandas solicitaremos las intereses del art. 20 LCS y la posterior condena en costas a la entidad aseguradora.

[18] Si trabajase por cuenta ajena:  A 5.000 € hay que restarle la prestación obtenida €, obteniendo un lucro cesante de 4.100 €.

DERECHO A LA INFORMACIÓN vs. DERECHO A LA INTIMIDAD

Avogados_Novos
21 Xullo, 2016

Con ocasión de la invitación a participar en un Curso organizado Instituto de Probática e Investigación Criminal con la ponencia “Derecho a la intimidad vs. Derecho a la información”, he tenido oportunidad de acercarme a un tema realmente apasionante como es la conciliación de esta pareja tan interesante como compleja. Puesto que yo no soy especialista ni en Derecho Penal ni en Derecho Constitucional, me enfrenté a este reto que me propusieron desde el asombro, con lo que solo he podido obtener preguntas y no respuestas. En mi descargo he de decir que las preguntas suelen ser la mayoría de las veces más importantes que las respuestas, puesto que (como suelo decirles a mis alumnos) en Derecho no hay una sola respuesta correcta sino varias mejor o peor fundamentadas.

Dicho esto, cuando leo “Derecho a la intimidad y Derecho a la información”, lo primero que me inspira esta fórmula es el eterno binomio “Seguridad vs. Libertad”: cuando hay más libertad, la seguridad se ve resentida y viceversa, esto es, cuanta mayor es la seguridad, la libertad puede verse constreñida. Es complicado pues encontrar un equilibrio ideal entre esos valores, ambos tan necesarios. Esta reflexión puede trasladarse a estos  otros dos derechos: la información y la intimidad. Cuanta más libertad de información, más “amenazada” puede verse la intimidad de las personas; y cuanto más se proteja la intimidad, hay más riesgo de que la información se vea atenazada. El equilibrio, como decía, es difícil cuando están en juego valores tan importantes.

Y es que la relevancia de estos valores resulta indudable y así se refleja en la Constitución Española que los recoge en sus artículos 18 y 20. Por su situación en la Sección Primera del Capítulo II del Título I, son derechos de los que podríamos llamar fundamentalísimos, pues gozan de una protección privilegiada, incluido el recurso de amparo. Por lo tanto, el legislador los ha colocado a los dos al mismo nivel.

Artículo 18 CE

  1. Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Tras la lectura de este precepto, la primera pregunta que surge es si estamos ante varios derechos o diversas manifestaciones del mismo, debiendo inclinarse, siguiendo a la mayoría de la doctrina y jurisprudencia por la primera opción: esto es, estamos ante distintos derechos con un tronco común que sería la dignidad humana. Por lo tanto, y a pesar de que el tratamiento legal prácticamente es el mismo, en teoría parece que cada uno de estos derechos tiene un objetivo y protege bienes jurídicos distintos.

Según la doctrina constitucional el derecho al honor comprendería el derecho a la propia estimación, al buen nombre y a la reputación. Sin ánimo de hacer un análisis de este derecho en particular, en lo que ahora nos interesa, me parece interesante destacar las siguientes cuestiones:

> La relevancia pública de una persona hace que el derecho al honor se vea restringido en el ámbito de su actividad pública.

Y todos os estaréis preguntando: ¿Actuaba Bárcenas en el ámbito de su actividad pública? ¿Es Bárcenas una persona pública? ¿Y que pasa con la Infanta? ¿Puede considerarse la imputación de la Infanta dentro del ámbito de su actividad pública?

>También se ha extendido a personas jurídicas, pero solamente a aquellas que no tengan un fin lucrativo; e incluso el Tribunal Constitucional ha reconocido el derecho a un pueblo o etnia (STC 214/1991, caso Violeta Friedman).

Si, yo también me pregunto: ¿Y qué pasa con los Partidos Políticos (véase el PP)? ¿Y el pueblo catalán?

– Otra cuestión que se me ocurre en relación con este derecho: ¿Podría vulnerarse el derecho al honor de una víctima?

El derecho a la intimidad, por su parte, comprendería el derecho de toda persona a mantener la privacidad de determinados ámbitos de su vida y a controlar el conocimiento que terceros tienen de él. Pero como no se pretende un estudio ni mucho menos pormenorizado de este derecho, lo que interesa destacar ahora es la publicación de la reciente Ley 4/2015, de 27 de abril, del Estatuto de la víctima del delito, en donde se plantean cuestiones muy interesantes. Por ejemplo, desde la perspectiva que ahora interesa, esta norma modifica el artículo 681.2 de la LEC, que ahora en su letra d) dice que se podrá acordar, como una de las medidas para asegurar la protección de la intimidad de la víctima y de sus familiares la prohibición de “la obtención, divulgación o publicación de imágenes de la víctima o de sus familiares”. También se modifica el artículo 682 de la LECrim., que legitima al “Juez o Tribunal, previa audiencia de las partes” para que pueda “restringir la presencia de los medios de comunicación audiovisuales en las sesiones del juicio y prohibir que se graben todas o alguna de las audiencias cuando resulte imprescindible para preservar el orden de las sesiones y los derechos fundamentales de las partes y de los demás intervinientes, especialmente el derecho a la intimidad de las víctimas, el respeto debido a la misma o a su familia, o la necesidad de evitar a las víctimas perjuicios relevantes que, de otro modo, podrían derivar del desarrollo ordinario del proceso”. Este artículo, además, dada su redacción genérica es aplicable también a las personas acusadas en un proceso penal.

Por último, el derecho a la propia imagen se define como el derecho de cualquier persona a decidir sobre la captación o reproducción de su imagen física. En lugares públicos podría resultar afectado más el derecho a la intimidad (típicas fotos del corazón) máxime cuando no tengan interés informativo. En relación con esto, además, cabe advertir que el contenido el derecho a la propia imagen es el mismo con independencia de que se trate de una persona pública o privada, no obstante, en el primer caso, hay que distinguir entre aquellas imágenes que forman parte del contenido inescindible de su faceta pública de las que no lo son. Y volvemos nuevamente al caso de la Infanta: ¿forma parte inescindible de su faceta pública la imagen entrando en los Juzgados de Palma? ¿Y las grabaciones que se filtraron de su declaración en fase de instrucción?

Hasta aquí, por tanto, hemos visto de forma breve cada uno de los derechos del artículo 18 de la CE. Todos ellos entran en colisión a menudo con el derecho a la libertad de información, reconocido en la letra d) del artículo 20 de la Constitución, según el que se reconoce y protege el derecho “a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión”. Pero antes quiero hacer una breve reflexión sobre el derecho a  la libertad de expresión consignado en la letra a) de este mismo precepto. Se reconoce el derecho “a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”. En principio, podríamos entender que no tiene mayor relevancia a los efectos que ahora nos interesan, ya que en principio quienes son “creadores” de opinión pública son los medios de comunicación stricto sensu. No obstante, en la llamada sociedad de la información, lo cierto es que nuestras opiniones pueden tener una proyección que excede con creces nuestro círculo social. Con ello, las meras “opiniones” pueden convertirse en un instrumento creador o agitador de corrientes de opinión. La consecuencia de esta nueva dimensión es precisamente la posible vulneración de los derechos enunciados en el artículo 18 de la CE.

Como siempre sucede en estos casos, los límites son realmente difusos y la cuestión enormemente delicada y compleja. En cualquier caso, yo me voy a centrar en el derecho a la información propiamente dicho y que se enuncia en la letra d) del artículo 20.1 de la CE. En primer lugar, cabe señalar que se distingue del anterior en que en este caso el fin último es informar a la ciudadanía de un suceso que es de interés general. Por lo tanto, cuando hablamos de información, estamos haciendo referencia a un contenido despojado de toda vestimenta subjetiva, de toda opinión, valoración, apreciación….

En segundo lugar, suele hacerse referencia a dos vertientes: de una parte, este derecho comprende tanto el “derecho a ser informado”, como el “derecho a informar”. En cuanto al primero, el TC exige precisamente que la información que se ofrezca al público sea veraz, pretendiendo de este modo evitar posibles maniobras dirigidas a un fin distinto del meramente informativo.

En lo que respecta al segundo, el “derecho a informar”, cabe advertir que no es privativo de los medios de comunicación (solo faltaría!); ahora bien, en este punto, cabría preguntarse si los “expertos” que emiten valoraciones en los distintos programas televisivos sobre las investigaciones realizadas o las declaraciones de los vecinos, conocidos, curiosos… pueden reputarse información a los efectos de este precepto.

En todo caso, tanto las declaraciones emitidas en el ejercicio de la libertad de expresión como las emitidas al amparo del derecho de información, están sometidas a los límites del apartado 4 del artículo 20 de la CE:

“Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia”.

La referencia especial que se hace a los derechos reconocidos en el art.18 de la CE, se comprende fácilmente ya que no son pocos los casos en que unos y otros derechos entran en colisión. El TC, en relación concretamente con el derecho a la información, ha dicho que prevalece sobre los derechos del art. 18.1 de la CE, siempre y cuando se trate de una persona pública y se cumplan los siguientes requisitos: que estén implicadas en asuntos también de relevancia pública y que la información sobre la persona pública sea de interés general o social (esto daría respuesta a las preguntas que nos hacíamos sobre la Infanta) y por último que la información sea veraz.

El requisito de la veracidad de la información exige que aquella haya sido obtenida con el deber de diligencia exigible (esto es, contrastando la información con datos objetivos) y no dando pábulo a rumores o insinuaciones injuriosas. En este sentido, resulta interesante destacar que el propio TC, en su Sentencia nº 15/1993, ha tenido oportunidad de aclarar que el requisito de la veracidad no significa que las informaciones no puedan resultar finalmente erróneas o no probadas en juicio.

Es decir, la veracidad exigible no coincide necesariamente con los hechos que han sido declarados probados en un juicio. Dicho de otro modo: que un hecho no haya sido probado en el proceso penal no significa que no sea veraz. Entonces, si se informa sobre un hecho que se desprende claramente de estas pruebas probatorio (aunque no haya sido probado en juicio), ¿se estaría vulnerando el derecho al honor?

¿Y qué pasa si se declara la invalidez de un medio de prueba por haber sido obtenido vulnerando derechos fundamentales? ¿Es lícito que se use esa información por los medios cuando no se hace en el seno de un proceso penal? ¿Es ético? ¿Prevalece en todo caso el derecho a  la información o habrá que ponderar en este caso también las circunstancias del caso concreto?

Siguiendo en esta línea, no puede dejar de llamarse la atención sobre una cuestión y es la vulneración de otro derecho de los que llamábamos fundamentalísimos: el derecho a al presunción de inocencia y en general aquellos contenidos en el artículo 24.2 de la CE. Y es que sin restar importancia a los otros derechos que se enuncian en el art. 18 de la CE, lo cierto es que éstos tienen su protección específica y su vulneración podrá ser denunciada por vía jurisdiccional reclamando la correspondiente indemnización. No obstante, el derecho a la presunción de inocencia, si bien informa toda la legislación procesal penal, no disfruta de una protección específica frente a los ataques que pudieran acometerse contra él por la vía del ejercicio del derecho a la información.

De hecho, no han sido pocos autores los que han denunciado la falta de mecanismos eficaces, más allá de las acciones dimanantes de los derechos del art. 18 de la CE, para evitar las infracciones del derecho a la presunción de inocencia. Entre las soluciones que se han barajado pueden mencionarse la autorregulación de los propios medios de comunicación, la gestión de la información de los asuntos judiciales desde el propio poder judicial e incluso se ha reclamado un papel más activo del Ministerio Fiscal como fuente de información fiable (art. 4.5 del Estatuto del MF) y en general la actuación de los propios profesionales para establecer una estrategia preventiva de comunicación.

Victoria Picatoste Bobillo

Resultado de la consulta sobre el proyecto de la Cidade da Xustiza en el “Pirulí”

Avogados_Novos
16 Xuño, 2016

Como anunciamos hace unos meses, el Concello de Vigo nos convocó a un reunión para saber nuestra opinión sobre el proyecto de llevar la “Cidade da Xusticia” al edifico del antiguo Hospital Xeral.

Para saber el sentir de los agrupados hicimos una consulta interna cuyo resultado puedes verlo aquí.

 

 

CONSULTA SOBRE A NOVA CIDADE DA XUSTIZA NO “PIRULÍ”.

Avogados_Novos
29 Febreiro, 2016

Comunicámosvos que desde a Agrupación fomos convocados a Alcaldía o próximo día 8 de marzo para saber a nosa opinión sobre o cambio da “cidade dá xustiza” ao “pirulí”.

Parécenos unha boa medida por parte do concello o pedir a opinión dos colectivos que formamos parte da administración de xustiza en decisións que afectan dunha maneira tan relevante como esta a o futuro da nosa cidade.

Xa diversos compañeiros trasladáronnos as dúbidas que lles xorden sobre a posible falta de zonas de aparcadoiro, a vida útil da edificación e as condicións de salubridade e adaptación que podería ter o antigo hospital ás necesidades específicas que esixe unha cidade da xustiza.

Por todo iso, do mesmo xeito que alcaldía tivo o interese de coñecer a nosa opinión,  iniciamos un período de consultas para que nos poidades transmitir vosa propia opinión, propostas e dúbidas co obxecto de que as podamos trasladar ao equipo de goberno local, que podedes achegarnos remitíndoo ao correo electrónico da agrupación.

Así,  esperamos poder acudir á reunión cunha visión máis ampla, construtiva e representativa.

Informe sobre a situación do turno de oficio en Galicia.

Avogados_Novos
14 Xaneiro, 2016

    El servicio prestado por los abogados del turno de oficio viene minusvalorándose desde antaño tanto por las instituciones como por los propios justiciables, muchos de los cuales están en la creencia equivocada de que el letrado del turno de oficio es un profesional inexperto, que no atiende los asuntos de justicia gratuita de la misma forma que sus asuntos particulares; sin embargo y, en defensa de los profesionales adscritos al turno de oficio, debe hacerse hincapié en que actualmente se les exige formación especializada y experiencia previa, además pertenecer al turno de oficio es algo voluntario y quien decide formar parte de él lo hace porque cree que todos tenemos derecho a una defensa digna, sin que la falta de recursos sea un obstáculo para ello. Asimismo el letrado del turno de oficio no lo hace por el dinero que recibe, ya que las compensaciones económicas son a día de hoy simbólicas y no cubren el ingente trabajo realizado, sino porque cree en la Justicia y en que el derecho a la tutela judicial efectiva ha de serlo para todos, con independencia de su situación económica.

   Por todo ello, desde la Agrupación de Avogados Novos de Vigo reclamamos a las instituciones una dignificación del servicio prestado por los abogados del turno de oficio debiendo, entre otras cosas, informar a la ciudadanía sobre la verdadera labor desempeñada por dichos profesionales así como mejorar la retribución de los mismos, siendo la compensación a recibir acorde con los servicios prestados. Con la adopción de tales medidas se logrará un servicio digno y de calidad que redundará en beneficio de los más desfavorecidos.

DESCARGAR EL INFORME SOBRE LA SITUACIÓN DEL TURNO DE OFICIO en GALICIA

II XORNADA DE DEREITO PENITENCIARIO (11/12/15)

 cartel II Penitenciario

 Dende o grupo de traballo de Dereitos Humanos, Estranxeiría e Penitenciario da nosa agrupación, tratamos de divulgar a defensa dos dereitos humanos en xeral, a través de diferentes actividades formativas e críticas para xerar debate e reflexión, traballando, cando é posible, en colaboración con outras organizacións e colectivos sociais. Amais, centrámonos na denuncia das vulneracións de dereitos humanos que podemos abranguer, tanto no ámbito local, público como privado. Entendemos que, como avogadas e avogados, somos actores privilexiados para intervir no mundo xurídico e social, contribuíndo a unha administración de xustiza e unha administración da pena respectuosas coa dignidade humana, e denunciando os casos de violación dos dereitos humanos dentro e fóra das Institucións.

   

A pena privativa de liberdade é interpretada socialmente como unha solución ante determinadas condutas censurábeis sen atención as causas que provocan tales condutas. Poren, desde calquera saber do ámbito xurídico-social, está demostrado que a pena privativa de liberdade, non só non reduce o delito, nin fai unha labor reeducadora nin de reinserción social, senón que produce consecuencias dificilmente reparábeisn a persoa que pasa por prisión. Por outro lado, non existe unha “política preventiva do delito” xa que os recursos do Estado non se centran en eliminar as desigualdades sociais, causantes do 90% das penas privativas de liberdade, senón que van destinados a unha política amplamente incriminatoria, centrándose no tratamento penitenciario e post-penitenciario das persoas que delinquen.

   Considerando esta reflexión como punto de partida, nas xornadas trataremos a problemática do traballo e a sanidade en prisión, os dereitos sociais distorsionados ou inexistentes para as persoas presas, que se suman á pena privativa de liberdade. E por suposto, entendemos que é necesario traer ao debate unha perspectiva de xénero, para comprender os mecanismos que permiten manter a primacía cultural dos valores androcéntricos tanto na sociedade como no Dereito. Desde este lugar iniciamos a reflexión sobre as penas privativas de liberdade nas mulleres, o seu acceso á saúde, a familia, as relacións sexuais ou a maternidade.

INFORMACIÓN E INSCRICIÓN

Reflexiones sobre la abogacía joven, el low cost y el futuro de nuestra profesión

Avogados_Novos
26 Outubro, 2015

VERSIÓN PDF

Éste es mi primer artículo sobre gestión de despachos, marketing, nuevos modelos de negocio, etc, porque aún siendo una materia que me gusta y la cual e estudio por interés personal y profesional no es a lo que me dedico profesionalmente no es mi especialidad y, como dice el refrán; “zapatero a tus zapatos”. Entonces, ¿por qué decidí escribir este artículo?

Porque últimamente no hay congreso en el que no se hable de la Abogacía Low Cost, y en muchos de ellos relacionándola con la abogacía joven, por lo que se está diciendo implícitamente que la abogacía joven es abogacía Low Cost, lo cual me molesta, pues por ser joven no tengo por qué hacer peor trabajo ni cobrar menos.

El concepto Low Cost (en castellano, bajo coste) está de moda en el mundo empresarial, y como era de esperar ese concepto también llegó a nuestro ámbito profesional; la abogacía. Sin embargo, yo considero que el concepto “bajo coste” no es aplicable en nuestra profesión. ¿Por qué?

El modelo “bajo coste”, aunque no hay unos requisitos para considerar a una empresa low cost, a grandes rasgo se caracteriza por las siguientes características:

  • Descomponer al máximo el producto para que sea el cliente quien elija qué es lo que desea comprar, en contraposición al modelo tradicional en el que es el proveedor quien decide qué costes integran el producto que desea vender. Yo no me imagino un despacho que descomponga un procedimiento judicial en partes, y te cobre x euros por cada uno. Imaginaos que al cliente le das un presupuesto y le dices; por hacerte la denuncia X euros, por estudiar el asunto X euros, cada vez que vaya al juzgado a ver tu expediente X euros y por ir juicio X euros y que entonces el cliente elige que el Despacho A le haga la denuncia, pero el B vaya a juicio, y que ya va él al juzgado que así da un paseo… Esto sería imposible.
  • En la cantidad; vender mucha cantidad a un precio bajo. ¿Qué es mejor? ¿Vender 1 producto a 1000.-€ o mil productos a 1.-€? La empresa Low Cost lo tiene claro. Esto puede ser aplicable en grandes despachos y es el modelo de negocio de Legálitas (entre otros). Pero es inasumible para  los despachos de 2 o 3 personas.
  • Otra de las características básicas de las empresas Low Cost es reducir al máximo los costes para así reducir el precio sin perder rentabilidad, y esta idea sí que la podemos aplicar a la abogacía joven y a la abogacía en general.

¿Pero cómo?

Nota del autor: No esperéis ahora un sesudo análisis económico de los nuevos modelos de negocio, no soy economista ni sé de números, simplemente haré una reflexión basada en mis experiencias y en mi forma de ver el futuro de nuestra profesión.

Lo primero que tenemos que asumir es que los abogados con despacho propio somos abogados pero también somos empresarios y como tales debemos de invertir parte de nuestro tiempo en gestionar nuestra empresa, nuestro despacho. Como dice un amigo mío; “da igual lo rico que esté el pan que hagamos si no tenemos una panadería que lo venda.“ Por lo tanto debemos buscar nuevas formas de negocio e innovar, el objetivo es que nuestro negocio/despacho sea rentable, pero dando un servicio de calidad a nuestros clientes.

Esto último es fundamental, nuestro trabajo consiste básicamente en solventar problemas a las personas, problemas personales y en muchos casos muy graves, por lo que nunca debemos olvidar que tenemos un trabajo de una gran relevancia social y por ello debemos tratar a cada cliente de una manera personalizada y hacer nuestro trabajo lo mejor posible. Por lo tanto cualquier modelo de negocio relacionado con la abogacía tiene que estar centrado en el cliente y en darle un servicio óptimo, aquel modelo que se base en cubrir formularios predefinidos no es un modelo válido, al menos para mí. En todas las ideas que aporte en este artículo habrá una característica común; la calidad de nuestro trabajo no es negociable.

Cómo rebajar costes sin que esto afecte a la calidad:

Lo primero que debemos hacer es tener claros y cuantificados nuestros costes. Una vez identificados, tenemos que estudiar qué gastos podemos reducir o eliminar y cómo.

Los gastos básicos de un abogado con despacho propio son; cuota de ICA, Mutua/RETA y gastos de despacho (alquiler, luz, agua, internet, consumibles…). Es evidente que los dos primeros los tenemos que asumir en cualquier caso, no hay negociación posible, pero en lo que sí podemos reducir gastos es en nuestro despacho.

La abogacía siempre ha vendido imagen, tener despachos grandes, con techos altos, mesas de madera y una secretaria, como si todo esto fuera una obligación. Como es muy caro, muchos abogados decidieron compartir despacho, lo que consiste básicamente en compartir gastos y tener a alguien con quien tomar café, pero en el ámbito profesional cada uno iba por su lado. Sin embargo, aún así, el coste de este tipo de despacho sigue siendo alto. En Vigo, un despacho compartido por 2 o 3 personas, el despacho tipo, suele andar entre los 250-500 € al mes per cápita, si a esto le sumamos la mutua y el colegio, podríamos decir que el abogado el día 1 de cada mes tiene como mínimo 400.-€ de gastos. Ya os dije que no soy economista, así que los números son meras aproximaciones.

Ahora preguntaos, ¿es necesario tener un despacho clásico? ¿Qué alternativas tengo?

Hay múltiples alternativas al despacho clásico, por ejemplo un coworking, donde el ahorro frente al despacho “de toda la vida” es considerable. En Vigo un puesto disponible 24 horas al día, siete días a la semana, está entre 135 y 170.-€ y se incluye luz, agua, internet, fotocopiadora, fax, sala de juntas, aula de formación… Por lo que sólo el mero hecho de montar tu despacho en un coworking supondría un ahorro considerable. Además esta opción te permite mucha flexibilidad.

¿Necesito tener abierto mi despacho 8 horas al día? En la mayoría de los casos la respuesta es no. No somos un tienda en el que la gente pasa por allí y decide entrar a echar un vistazo, y hoy en día todos estamos localizados 24 horas al día (smartphone, ordenadores, tablets, relojes…). Así, por ejemplo, si decido que concentraré todas las citas los martes y jueves por la tarde, sólo necesito alquilar un puesto esos días, por lo que el ahorro es aún mayor.

La idea del coworking es un mero ejemplo de que con un poco de imaginación y valentía, podemos ahorrar mucho dinero. Sin embargo, la gran ventaja de trabajar en un coworking no es el ahorro de costes, sino que te da la posibilidad de compartir espacio de trabajo con profesionales de ámbitos muy diversos, lo que para empezar es una forma estupenda de conseguir clientes y de tener cerca a gente a la que consultar dudas no jurídicas, pero sobre todo es un lugar excepcional para que surjan proyectos multidisciplinares.

Como decíamos, las empresas Low Cost se basan en ahorrar costes y en tener productos rentables,

¿Cómo podemos ofrecer un servicio rentable?

Para que nuestro trabajo sea rentable, debemos olvidar esas frases que nos dicen los abogados mayores; “te especializa el cliente” o “tú acepta cualquier caso que te entre por la puerta, luego ya lo estudias”.

Pues bien amigos, tenemos que tener claro, que el “abogado orquesta”, aquel que sabe un poco de todo y mucho de nada, ha muerto. Ha muerto porque no es eficiente. Imaginaos que un día os llega por la puerta un cliente que quiere que le lleves un despido y tú de laboral sabes lo que viste en la carrera, es decir, nada. Tienes 3 opciones:

  1. Decirle que no llevas ese tipo de asuntos y que lo sientes mucho pero que se tiene que buscar a otro abogado.
  2. Le dices que por supuesto que le llevas el asunto. Acto seguido te explica su asunto y tú tomas notas y le dices que necesitas x documentación para poder valorar el asunto, cuando realmente lo que estás diciendo es que ahora que sabes de qué va el asunto, necesitas tiempo para estudiarlo. En cuanto se va el cliente te pones a estudiar como un loco; el despido, tipos de despido, causas, el procedimiento, buscas en internet algún formulario de demanda de despido y de papeleta de conciliación…, porque aunque no sea tu especialidad eres un buen profesional y quieres dar un buen servicio a tu cliente, y eso requiero tiempo y estudio.
    Si al terminar el asunto haces un análisis del tiempo dedicado al asunto y lo cobrado, observarás que el tiempo dedicado al asunto no compensa lo cobrado por el mismo, es decir, ese asunto, aunque creas que sí, no ha sido rentable.
  3. Decirle que tú no llevas ese tipo de asuntos pero que vaya al abogado X (o que lo lleva tu compañero de despacho), que es un abogado especialista en la materia y acto seguido le das los datos personales de ese abogado, creando así un vínculo con un compañero, que cuando se encuentre en la misma situciación, la lógica dice que hará lo mismo (las formas de colaboración son infinitas).

 

¿Cuál creéis que es la mejor opción? ¿Y la peor?

Claramente la mejor opción y la más rentable es la 3 y, siendo las otras 2 opciones malas,en la primera no malgastas el tiempo, pero pierdes el cliente, y en la 2 malgastas el tiempo.

Así que la abogacía pasa por la especialización y la cooperación, de ahí que hablase antes del coworking.

Un abogado especializado es un abogado mucho más rentable, si sólo llevas una determinada materia; fiscal, laboral, derecho informático, familia, sucesiones, etc, el tiempo que le dedicarás a cada asunto será mucho menor y el servicio que le darás a tu cliente será de mucha más calidad, por lo que podrás ofrecer un servicio de calidad a un precio competitivo. Si a eso le añadimos un componente de colaboración (que no tiene porqué ser sólo con abogados, puedes llegar a crear una red de profesionales que le solucione a un cliente cualquier tipo de problema) estarás dando un servicio de calidad y rentable tanto para ti como para tu cliente.  

Para que nuestro ahorro de costes sea mayor y nuestro servicio sea aún más rentable deberemos modernizar nuestra forma de trabajar apoyándonos en las nuevas tecnologías e innovar. Y cuando hablo de modernizar nuestra forma de trabajo no me refiero a comprarnos una tablet y crear una cuenta de twitter, hablo de utilizar la informática como una herramienta más en nuestro trabajo del día a día. ¿Cómo? Eso daría para otro artículo o incluso para un Congreso de Primavera.

Jóvenes abogados, aunque creáis que estáis en la peor época para empezar vuestro periplo profesional, tenéis por delante una gran oportunidad, la abogacía como negocio está en un profundo cambio y nosotros debemos aprovechar nuestra capacidad de adaptación y encontrar nuevas formas de ejercer nuestra preciosa profesión y esto pasará necesariamente por la innovación tecnológica y por un abogado especializado y asociativo. Recordad, si intentáis algo sólo tenéis 2 opciones; triunfar o aprender.

IAGO OTERO MOREIRAS

Informe sobre el Estatuto de la Víctíma

Avogados_Novos
17 Setembro, 2015
  1. La Ley 4/2015, de 27 de abril, del Estatuto de la víctima del delito, publicada en el BOE el día 28 de abril de 2015 y que entrará en vigor el día 28 de octubre de 2015 pretende, según su propia Exposición de Motivos, por una parte, ofrecer un concepto unitario de víctima del delito, y por otra parte, ser el catálogo general de los derechos, tanto procesales como extraprocesales de todas las víctimas de delitos.

Os dejamos el informe sobre el estatuto de la Víctima realizado por nuestra compañera Mónica Salgueiro

INFORME ESTATUTO DE LA VÍCTIMA (PDF)

V XORNADA DE INFORMÁTICA XUDICIAL: A Ciberdefensa no século XXI

Avogados_Novos
14 Setembro, 2015

AVOGADOS NOVOS e o Colexio Profesional de Enxeñaría Técnica en Informática de Galicia (CPETIG), renovaron o acordo de colaboración en virtude do cal os integrantes da Agrupación de Avogados Novos de Vigo disfrutarán dun desconto na V edición da Xornada de Informática Xudicial e Delitos Informáticos que terá lugar o vindeiro 21 de outubro na cidade da cultura. 

Dende aqui, queremos animarvos a asistir a esta interesante xornada onde se nos amosaráos riscos e os beneficios do uso de internet, e como protexernos dos eventuais ataques que podamos sufrir. Para inscribiros deberedes cubrir o formulario de inscrición e poñer o código que os enviamos por mail a tódolos asociados.  Programa 

Un ano máis as xornadas de informática xudicial consolidan o seu papel de foro de debate sobre temas de actualidade para a administración de Xustiza. O obxectivo é contribuír a incrementar a efectividade e a eficiencia da administración xudicial co uso das novas ferramentas electrónicas e forenses. Por iso, o CPETIG e a Amtega traballan conxuntamente en informar e concienciar a xuíces, maxistrados, secretarios xudiciais, fiscais, avogados e xuristas en xeral, sobre os avances en materia probatoria en casos onde intervén o factor informático.

Dicir que as novas tecnoloxías invaden a nosa vida e que se fixeron tan indispensables como no seu día o foi a auga corrente, a luz ou o teléfono pode resultar case unha obviedade. A nosa sociedade moderna baséase na información e na comunicación e grazas ás novas (ou xa non tan novas) tecnoloxías ambos elementos alcanzaron o seu máximo expoñente: podemos levar información equivalente a un centenar de enciclopedias e compartila ou entrar en contacto cunha persoa que estea ao outro lado do mundo coa mesma facilidade que levamos o xornal ou falamos cos nosos compañeiros de traballo.

E non é necesario ter un ordenador para iso. Hoxe en día os nosos simples teléfonos móbiles permítennos isto e moito máis. Esta realidade ábrenos un novo mundo de oportunidades pero tamén supón un novo cúmulo de riscos que son moitas veces descoñecidos e ante os que ninguén nos advertiu ou protexeu axeitadamente.

A Lei, como elemento organizador das nosas relacións sociais, está a experimentar unha importante evolución nun heroico “tour de force” para adaptarse á nova realidade que xa supón Internet.